<
>

Barcelona espera presidente... Y el regreso de su futbol

play
Barcelona da la cara e hilvana cuatro victorias (0:59)

El conjunto azulgrana supera al Elche con anotaciones de de Jong y Riqui Puig, con lo que se mantiene con buena racha en La Liga. (0:59)

BARCELONA -- El día que el Barcelona tenía que elegir a su nuevo presidente no hubo elecciones... Y tampoco fútbol. La junta gestora de Carles Tusquets solventó aplazar las votaciones excusando su decisión en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, la imposibilidad de desplazarse entre municipios que, aseguró, impediría a los socios acudir a las sedes de votación, a pesar de las súplicas de Joan Laporta argumentando que sí se podría con un certificado de autorresponsabilidad. Se votará, si no hay imprevistos, en marzo.

Y, se supone, se espera, en marzo también habrá fútbol en clave azulgrana. Al menos un fútbol mínimamente reconocible y que no se asemeje a lo ofrecido en el estadio Martínez Valero de Elche, donde la victoria, la quinta consecutiva en Liga lejos del Camp Nou, no pudo ocultar una imagen que podría hasta considerarse mediocre para un equipo con las ínfulas del Barça.

El Elche, un equipo que no le marca un gol al Barça desde 1978 y que desde entonces apenas le ha arrancado dos empates en doce enfrentamientos, que en el último, un 24 de enero de 2015, encajó un indiscutible 0-6 y que no gana en la Liga desde el mes de octubre, pudo ser capaz de conducir el partido a un aburrimiento mayúsculo y, hasta que la cabeza de Riqui Puig sentenció, llegar a soñar con un empate que mucho habría que discutir se habría sido injusto a fin de cuentas.

Ter Stegen, un pie estirado milagroso, evitó un susto bestial pero no dejó de lado que sin Messi este Barça está a medio camino entre la esperanza y el desespero. A Ronald Araújo ya no hay nadie que le discuta sus galones en el centro de la defensa, convertido en el mejor defensa al lado de un Umtiti que dejó patente que su físico no alcanza a la exigencia que se puede esperar en otros partidos.

Correcto en el dominio del centro del campo, donde Frenkie de Jong acompaña con acierto a Busquets y tiene esa profundidad y llegada que tanto maravilló durante su etapa en el Ajax, Pedri se mantiene como la mejor noticia de la temporada... para empezar a bostezar al hablar de la delantera.

¿Donde está Griezmann? ¿Cómo se argumenta a Braithwaite? ¿Cuándo se catapultará Dembélé? Sin Messi en el liderazgo, el juego de ataque del Barça es poco menos que un desierto. Esperando a la recuperación de Ansu Fati, Braithwaite sigue sin encontrar su lugar a pesar de su persistencia, aunque peor suena el poco tino de Griezmann, el jugador que debería tomar el papel protagonista en ausencia del capitán y que apenas si da señales de vida.