<
>

Con el sello de Bill Belichick

play
Podcast Cuarta Oportunidad: ¿Cuál es la mejor apuesta para la Semana 13? (2:29)

Nuestros expertos con sus pronósticos para esta semana de acciones en los emparrillados de la NFL. (2:29)

De lo que yo he visto, Belichick junto a Bill Walsh son los dos mejores entrenadores, por mucho

Espero que hayan disfrutado el “año sabático” de los New England Patriots. La 2020 fue una temporada extraña, la primera sin Tom Brady, con Cam Newton en los controles y con pocos jugadores dinámicos a la ofensiva. Apenas 7 ganados y 9 perdidos, fuera de los playoffs. Muy bien, pues los Pats están de regreso en uno de los mejores trabajos de coacheo de Bill Belichick en su carrera.

Seis victorias de manera consecutiva: Jets (clientes), en Los Angeles ante Chargers, en Carolina, Cleveland, en Atlanta y contra Titans. Su actual marca de 8 ganados y 4 perdidos podría ser incluso mejor. ¿Recuerdan los juegos contra Buccaneers y contra Dolphins? Bien pudieron ganarlos.

Con semejante racha visitarán en Monday Night Football al irregular equipo de Buffalo Bills, favorito casi unánime para ganar la división. ¿Por qué podrían ganar los Patriots? Hay varias razones y muy sólidas.

New England es el segundo equipo que más entregas de balón genera, con 25. JC Jackson es el segundo jugador con más intercepciones, con 7. Solo Myles Garrett y TJ Watt han logrado más capturas de quarterback que Matt Judon, a quien trajeron esta temporada procedente de Baltimore. La defensa es la especialidad de Belichick y, poco a poco, ha ido construyendo un grupo de élite.

La racha victoriosa coincide con el hallazgo de la combinación ideal de los cinco linieros ofensivos que protegen a Mac Jones. Ese es el gran punto de partida para lograr conexiones exitosas con Kendrick Bourne y Nelson Agholor en el juego largo, y con Hunter Henry en zona de goal, además del juego terrestre.

Jones es de los cinco quarterbacks novatos y que tiene tal vez el techo más bajo, pero es el que está mejor entrenado, el que tiene a la mente más brillante coacheándolo y el que tiene mejores redes de apoyo para que el juego no dependa de él.

De lo que yo he visto, Belichick junto a Bill Walsh son los dos mejores entrenadores, por mucho. Trabajos como el de esta temporada acentúan su legado. No sé hasta dónde van a llegar, pero la diferencia en relación al año pasado es abismal.