<
>

Para la historia: Shohei Ohtani poncha a 10 y luego juega jardín derecho con Angels ante Astros

Aparentemente, no fue suficiente que Shohei Ohtani lanzara siete entradas de una carrera y 10 ponches ante los Houston Astros, mientras estaba como segundo bate de Los Angeles Angels el martes por la noche. En la parte baja de la octava, con el marcador empatado y turno al bate en la siguiente entrada, Ohtani pasó a jugar el jardinero derecho.

Llamarlo jugador bidireccional ya no le hace justicia.

Ohtani, con una efectividad de 2.10 en 25 2/3 entradas y un OPS de .903 en 141 apariciones en el plato, se convirtió en el tercer jugador desde 1900 en ponchar a 10 o más bateadores y luego jugar en otra posición, según una investigación de Elias Sports Bureau. El último en hacerlo y jugar en el jardín derecho fue Harvey Haddix en 1952.

"Su dotación completa de talento se mostró esta noche", dijo el manager de los Angels, Joe Maddon, luego de una derrota por 5-1 ante Houston.

Ohtani mostró su mejor dominio de la temporada y atacó a los Astros principalmente con rectas de cuatro costuras. La única carrera en su contra fue con un jonrón solitario de Kyle Tucker en la quinta entrada que recorrió solo 377 pies más allá de la pequeña valla del jardín izquierdo de Minute Maid Park.

Al comienzo de la siguiente entrada, Maddon planteó la posibilidad de que Ohtani finalmente jugara en el jardín derecho como una forma de preservar su bate para lo que continuó siendo un juego cerrado. Ohtani, de 26 años, pasó una entrada en el jardín izquierdo a principios de esta temporada y antes no había aparecido en los jardines desde su temporada 2014 en Japón. Pero tuvo un poco de tiempo de práctica allí el año pasado, después de que se determinó que ya no podía lanzar durante la temporada corta, y Maddon a menudo se ha entusiasmado con la naturalidad con la que fildea los elevados.

El partido del martes, dijo Maddon, se desarrolló como una "tormenta perfecta". Los Angels perdían 1-0 después de siete entradas, pero finalmente pudieron anotar ante el derecho de los Astros, Lance McCullers Jr, en la parte alta de la octava con un jonrón solitario de Taylor Ward.

Ohtani estaba en 88 lanzamientos de cara al final de la octava y Maddon no pensó mucho en dejarlo en el montículo. Pero su bate estaba en turno de espera como segundo en la parte alta de la novena y Ohtani aceptó la idea de permanecer en el campo. Maddon eligió el jardín derecho en lugar del izquierdo porque era más conveniente reemplazar a Ward, quien había bateado recientemente, y quedarse con el jardinero izquierdo Justin Upton, cuyo lugar estaba quinto en el noveno. Pero también significó un lanzamiento más largo para Ohtani.

Las instrucciones de Maddon para Ohtani fueron simples: devolver la pelota al cuadro lo más rápido posible.

El plan rápidamente dejó de tener sentido. Los Astros anotaron cuatro carreras frente a los relevistas de los Angels, Aaron Slegers y Alex Claudio, abriendo el marcador. Ohtani solo fildeó un sencillo en su dirección, pero dijo que "se divirtió mucho" desempeñando tres roles en un juego.

Espera hacerlo más a menudo.

"Eso depende completamente de Joe", dijo Ohtani, hablando a través de su intérprete, sobre jugar en los jardines después de sus aperturas. "Solo necesito seguir bateando y contribuir con el bate para hacerle pensar que quiere ponerme en el jardín derecho para que pueda conseguir un turno extra".

Ohtani dijo que se sintió "un poco pesado, un poco lento" durante su sesión de bullpen previa al partido, pero cree que compensar eso lo ayudó a simplificar su mecánica y finalmente lanzar más strikes. Ohtani lanzó el 70% de sus lanzamientos para strikes, la tasa más alta de su carrera en las Grandes Ligas, y permitió solo cuatro corredores de base aparte del jonrón.

Ohtani se convirtió en el primer lanzador en la era moderna, que se remonta a 1900, en ponchar a 40 o más bateadores y permitir menos de una docena de hits en sus primeras cinco aperturas de una temporada.

Su tasa de ponches, 14.03%, ocupa el cuarto lugar entre los lanzadores con al menos 25 entradas.

Sus 10 jonrones están a uno menos que la ventaja de las Grandes Ligas.

Sus seis bases robadas están empatadas en el noveno lugar.

Y aparentemente también juega en los jardines.