<
>

Justin Turner siente un 'gran vacío' por no haber celebrado a pie de campo en la Serie Mundial

LOS ÁNGELES - Justin Turner creció alentando a los Los Angeles Dodgers.

Cuando los Dodgers finalmente ganaron la Serie Mundial el 27 de octubre, derrotando a losTampa Bay Rays en el Juego 6 de la Serie Mundial, Turner no pudo participar de la celebración. Una de sus pruebas de COVID-19 resultó positiva, lo que obligó a ser retirado antes de la octava entrada. Dentro del consultorio de un médico en Globe Life Field en Arlington, Texas, vio a Julio Urias registrar el último out.

Turner, hablando antes de la ceremonia de entrega de anillos el viernes por la tarde, lo llamó "un gran vacío".

"Tan feliz como estaba, y tan emocionado como estaba, de que Julio consiguiera ese último out, al mismo tiempo me sentí como si estuviera sentado ahí viendo por tercera vez en mi carrera a un equipo celebrar la Serie Mundial", dijo Turner. "Esta (la ceremonia) será muy especial, será algo que disfrutaré, pero no creo que sustituya el lugar de ese momento del último out y poder celebrar en el campo con mis compañeros", agregó.

Turner recibió una entusiasta ovación cuando fue presentado por primera vez a los 15,036 fanáticos que asistieron al primer partido en casa, luego uno aún más fuerte cuando conectó un cuadrangular ante el relevista de los Washington Nationals, Luis Avilan, para dar a los Dodgers una ventaja de 1-0 en la sexta.

Turner y sus compañeros de equipo recibieron sus anillos después de mensajes personalizados de felicitación de los jugadores que crecieron idolatrando. Turner fue presentado por Gary Sheffield. Clayton Kershaw fue presentado por Will Clark, quien lo inspiró a usar el número 22. Walker Buehler fue presentado por Bronson Arroyo, quien cantó "Wonderwall". Dustin May fue presentado por Alex Rodríguez, quien fue recibido por un coro de abucheos. Y Edwin Ríos fue presentado por Ichiro Suzuki, quien convocó a su mejor español para decir: "No tengo un anillo. Dame el tuyo".

Los Dodgers honraron al difunto Tommy Lasorda. Su hija, Laura, se dirigió a la multitud. El propietario y presidente Mark Walter pronunció un discurso durante el cual elogió al Dodger Stadium por servir como centro de vacunación durante la pandemia. Y el dueño de los Dodgers, Magic Johnson, y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, izaron la bandera del campeonato en el jardín central.