<
>

Stanley Cup: Colorado Avalanche toma ventaja con triunfo en tiempo extra

play
Avalanche ganó el juego 1 ante Lightning en tiempo extra (3:03)

Andre Burakovsky anotó 1:23 en el tiempo extra y Colorado Avalanche abrió la final de la Copa Stanley con una victoria de 4-3 sobre el dos veces campeón defensor Tampa Bay Lightning. (3:03)

Colorado Avalanche se impuso 4-3 en el primer juego al Tampa Bay Lightning, actual bicampeón de la NHL

Andre Burakovsky anotó cuando iban 1:23 del tiempo extra para que el Colorado Avalanche iniciara la Stanley Cup con un triunfo por 4-3 ante Tampa Bay Lightning, actual bicampeón de la NHL.

Burakovsky puso punto final al juego después que el Avalanche desperdició una jugada de poder cuando el reloj estaba por expirar en el tercer cuarto y Patrick Maroon, quien ya tiene tres títulos, envío el puck por encima del vidrio. Burakovsky es uno de los dos jugadores en el roster del Avalanche que ya han levantado la Stanley Cup.

El juego probablemente no hubiera llegado a tiempo extra de no ser por el gran trabajo que realizaron los locales en jugadas de poder de Tampa Bay ya que fueron capaces de imponerse las tres veces que estuvieron en desventaja. La última de ellas incluyó una brillante atajada del portero Darcy Kuemper y la ayuda del defensa Cale Makar, quien es finalista por el Trofeo Norris.

Una gran labor defensiva al comenzar el juego brindó mucha confianza a Colorado, conjunto que abrió el marcador cuando el capitán Gabriel Landeskog anotó apenas 40 segundos después finalizar el castigo a Josh Manson.

Manson fue uno de los jugadores que arribó al Avalanche en la fecha límite de canjes y el otro jugador que adquirieron por esta vía sigue dando de qué hablar con sus goles clave. Artturi Lekhonen consiguió la tercera anotación del primer período para complementar el marcador que ya había ampliado Valeri Nichuskin en una actuación muy dominante.

Los refuerzos de Tampa Bay también dieron de qué hablar. Nick Paul superó a Jack Johnson en la búsqueda del puck para después anotar el gol que limitó el daño y metió al juego a los campeones defensores. Brandon Hagel, quien llegaba con molestias y estaba en duda para jugar, fue vencido por Landeskog y Andrei Vasilevskiy permitió un gol en el primer disparo en contra.

En otro ejemplo que deja en evidencia porqué el Lightning ha sido el mejor equipo de la NHL en los últimos tres años, dieron la vuelta totalmente a un mal comienzo y en el segundo periodo se repusieron con los goles de Ondrej Palat y Mikhail Sergachev en un lapso de 48 segundos. Eso preparó la mesa para un vibrante primer juego de lo que promete ser una gran serie entre rivales muy parejos.

La arena estaba vibrante desde el calentamiento de los equipos ya que se trataba del primer juego de Stanley Cup en la ciudad desde 2001 --última vez que se pudieron coronar cuando Joe Sakic era el capitán--. Los aficionados cantaban "¡Queremos la Copa!" durante gran parte del primer choque que fue un claro reflejo de lo que fue la campaña.