<
>

Josep Maria Minguella, vicepresidente del candidato Rousaud, espera llevar a Haaland y Mbappé al Barcelona

play
No Messi, no triunfo de Barcelona ante Eibar en casa (1:07)

Barça no pudo con el modesto Eibar en su último partido del año. (1:07)

BARCELONA -- Josep Maria Minguella, vicepresidente deportivo en la precandidatura de Emili Rousaud en las elecciones a la presidencia del Barcelona, anunció este miércoles que si su proyecto es el más votado por los socios el club en las elecciones del 24 de enero estará en condiciones de trabajar el fichaje de Erling Haaland, estará "muy encima" de Kylian Mbappe, se asegurará de la permanencia de Lionel Messi y regenerará a un club que, afirmó, atraviesa un momento crítico.

El veterano ex representante de jugadores proclamó la necesidad de contratar a un director deportivo "con amplia experiencia", poniendo en duda la capacidad de Xavi o Jordi Cruyff, no fue tan contundente en el regreso de Neymar y alertó de la conveniencia de aplazar las elecciones por el actual estado sanitario debido a la pandemia del coronavirus.

Si Rousaud gana las elecciones y se convierte en presidente "yo me responsabilizaré del tema deportivo, que es la clave del resurgimiento del club" anunció Minguella, quien avaló el proyecto de Rousaud advirtiendo que en la situación actual al Barcelona solo lo puede sacar adelante "un buen gestor, que sepa interpretar bien un balance, que no hace falta que vaya con autobuses vendiendo historias, sino que sepa lo que es levantar una empresa desde cero, llegar a facturar más de 500 millones de euros, tener beneficios, quedarse en Cataluña cuando otros se han marchado a paraísos fiscales... Esos valores son los que yo quiero para presidir el Barça. Por eso quiero ayudar a Rousaud, porque quiero ayudar al Barça".

"El tema de Messi es muy simple. Leo está encantado en Barcelona”, sentenció el dirigente, quien avisó que el argentino "como todo deportista de élite quiere ganar siempre. Ha pasado de ganar Champions, Ligas... a no ganar nada y él sigue con la mentalidad de seguir ganando. Lo que le ofreceremos, futbolísticamente, le pondrá a tope y él estará encantado de seguir aquí. Esto es un problema de ser creíble que el Barça vuelva a tener un gran equipo y si él no lo ve así se irá porque tendrá ofertas de primer nivel”, refirió.

Minguella denunció que en los últimos años "no ha habido un director deportivo con el nivel necesario para el club. Se han fichado jugadores de toda condición sin un criterio definido... Cada vez que llega un avión de Brasil desembarca un jugador de allí. Algunos ni son presentados, otros desaparecen... Hay que limpiar esto totalmente y eso solo puede hacerlo un director deportivo que sea un auténtico profesional".

Por ello, anunció que en su proyecto "tendremos al que sabe buscar jugadores para renovar con poco dinero a esta plantilla y devolver la ilusión. No he visto a nadie que hable de un proyecto viable y realista... Esta candidatura sí tiene un proyecto deportivo de primer nivel mundial que en poco tiempo le dará la vuelta a la lamentable situación deportiva actual del club".

En este sentido confirmó tener tres propuestas sobre la mesa. "Tenemos tres personas de primer nivel con contrato en vigor que no se pueden decir ahora porque hay que ser muy discretos y no filtrar nada”, refirió, restando mérito a la llegada de Xavi: "Me parece estupendo, ha sido un grandioso jugador pero bajo mi punto de vista prefiero a alguien con mucha experiencia. No tengo nada contra él, que está en Qatar, ni contra Jordi Cruyff, que estaba en China... pero este trabajo en un club como el Barça precisa mucha experiencia porque no se pueden poner 700 millones de euros en manos de quien haya sido un muy buen futbolista en el campo pero todavía no ha empezado a trabajar en esta faceta. Si se trata de poner un gran nombre pues me parece muy bien... y ya veremos de aquí a unos años".

Sobre sus nombres de cracks, Minguella no se anduvo por las ramas y aseguró tener controlado a Haaland, además de referir que no se olvida de Mbappé. "¿Haaland? He hablado con Raiola y tengo todos los datos de lo que puede pasar si Rousaud es presidente. Sé las condiciones, aunque ya le dije a Raiola que no lo utilizaríamos como arma electoral. Solo le dije que al día siguiente de las elecciones le llamaría personalmente”, anunció.

También fue claro con Mbappé. "Su nombre estuvo sobre la mesa después de la salida de Neymar, cuando aún estaba en el Mónaco, en plena disolución de su plantilla, y era muy factible. Estaba en la mesa de los directivos del Barça y se decidió fichar a Dembélé. Los genios de aquel momento entendieron que era mejor para el equipo. Fue una lástima, y ya lo denuncié”, expresó, dando por hecho que en el futuro volvería a por él.

"Si ganamos las elecciones, Mbappé volverá a estar sobre la mesa, estaremos muy encima de él y de hecho ya hemos hecho movimientos, aunque es un tema complicado porque están los árabes de por medio y también el Real Madrid... Pero que nadie dude de que estaremos ahí".

Menos contundente fue al referirse a Neymar: "Con Neymar hay que esperar a ver qué pasa. Cuando haya un director deportivo se verá. Ahora no se le puede fichar, si queda libre de aquí un año deberá ser el director deportivo el que decida. Si dice que sí, bien, si dice que no, pues se buscaría otro".

Con todo, Minguella puso énfasis en que el Barça "tiene que saber ir a por jugadores de esta categoría cuando no son tan conocidos. Cuando les ficha el Salzburgo o el Mónaco, no cuando ya están arriba. Esta es la labor ideal de un director deportivo y por eso debe ser una persona muy experta. Para fichar a un jugador por 120 millones de euros no necesito a un director deportivo, me vale con un financiero que ponga el dinero".

Y recordó un caso más cercano. "Lautaro jugaba en el Racing de Avellaneda que ganó el campeonato y fue el máximo goleador... Y el Barça se fijó en él cuando ya estaba en el Inter de Milán y valía 100 millones. Por eso se necesita gente experta, que encuentre a esta clase de jugadores en el momento determinado".

Ante el inminente mercado de invierno, el hombre de confianza de Rousaud sorprendió al asegurar que está haciendo "gestiones con fondos para acordar una financiación a largo plazo. Si ganamos las elecciones ya he hablado con los posibles directores deportivos de dos nombres, que no sean caros y mejoren el equipo actual. La prioridad es un defensa y un delantero y a finales de enero podríamos tenerlos, sin un coste inmediato para el club. Lo tenemos todo preparado".

"Estaría contento de incorporar a Rexach a la estructura del Barça. Aquí todo el mundo habla de cruyffismo... pero Rexach, además de ser un personaje siempre ligado al Barça al que despidieron hace cuatro días, siempre ha estado vinculado al club desde edad infantil. Y él fue quien dijo sí a Messi. Cuando habían tantas dudas en el club, el que hizo un papel con su firma fue Rexach" expresó, recordando igualmente que Rexach "sabe mucho de futbol y ha sido desaprovechado por el club. Guardiola, Tito... Muchos son productos suyos porque, por ejemplo, fue él quien le habló a Cruyff de Guardiola cuando Milla se fue al Madrid".

De la misma forma anunció estar en conversaciones para recuperar a Hristo Stoichkov. "Tiene un contrato de televisión en Estados Unidos y hasta el 26 de enero no podré confirmarlo pero tiene una oferta sobre la mesa para incorporarse al club cuando Emili sea presidente como personaje clave en las relaciones del club con organismos como UEFA, FIFA, FEF, LaLiga...”.

Por último, Minguella sorprendió al solventar que la pandemia del coronavirus aconsejaría no celebrar las elecciones previstas. "Quizá lo que se debería hacer es aplazarlas. Es más importante ganar a la pandemia que ganar unas elecciones. Si tuvieran sentido común se aplazarían... Quizá lo más adecuado sería esperar, que lo aceptasen los precandidatos, todos, y hacer las elecciones más adelante. Tal como estamos, ¿qué es más importante? ¿la vida de la gente o las elecciones del Barça? Se podría hacer una junta durante seis meses y luego ya se verá”, convino.