<
>

Absuelven a exfederativos de difamar a Keylor Navas, Celso Borges y Bryan Ruiz

play
Faitelson: "Selección de Costa Rica Sub-23, un fracaso absoluto" (2:10)

El comentarista de ESPN reprobó el trabajo del equipo de Douglas Sequeira desata una alerta en el futbol tico. (2:10)

A pesar de que no son declarados culpables tendrán que pagar una suma por daños y perjuicios

El juicio por difamación en perjuicio de los jugadores Bryan Ruiz, Celso Borges y Keylor Navas tuvo este viernes su resolución y el que salió más perjudicado fue el expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefutbol), Eduardo Li.

Los jueces del Poder Judicial de Costa Rica resolvieron que los exfederativos Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román quedan absueltos de difamar a los tres futbolistas pero si ambos tendrán que pagar una suma de ₡3 millones a cada uno de los querellantes por daños y perjuicios.

“Se condena a los demandados en tal carácter el pago del daño moral ocasionado el cual se fija en tres millones de colones para cada uno de los actores que deberán de cancelar de manera solidaria así como los honorarios de los abogados, los cuales se fijan en una suma de un millón de colones y deberán de correr con los intereses”, indicó la jueza Laura Chaves.

De acuerdo con los integrantes del Tribunal, lo que sucedió es que Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román replicaron en medios radiales, las palabras que les comentó Eduardo Li, les manifestó que Bryan Ruiz, Celso Borges y Keylor Navas estaban dispuestos a perder partidos con tal de conseguir que despidieran a Jorge Luis Pinto.

Ellos manifestaron lo que escucharon de Eduardo Li previamente creyendo que esta era la verdad, no obstante, los jueces concluyen que reprodujeron una mentira que dañó el honor de los querellantes y tras haber escuchado los testimonios de los involucrados concluyen que los jugadores nunca manifestaron tales palabras y que Eduardo Li estuvo dando falso testimonio, lo cual es un delito y por lo que se pedirá a la Fiscalía que se le investigue.

Los relatos de todos los involucrados en la reunión donde se les atribuyó esas palabras así como la copia del contrato de Jorge Luis Pinto determinaron que no existía la cláusula de la que habló Eduardo Li, así como su versión de los hechos fue lo que hizo que los jueces concluyeran que el exjerarca estaba mintiendo ya que este apuntó a que Keylor Navas le golpeó la mesa y amenazó con perder tres partidos consecutivos para rescindir el ligamen del técnico colombiano, lo cual nunca ocurrió.

“No se debe a que hayan cinco declaraciones de un lado y una del otro, sin embargo es el contenido de esas declaraciones no solo no le da fiabilidad alguna al dicho de Eduardo Li sino que se llega al convencimiento que este señor mintió bajo juramento de un Tribunal de la República”, manifestó el juez Raimond Porter.

Así llega al final este juicio que levantó mucha polémica en los últimos días por los relatos que se manifestaron por parte de los jugadores y exdirectivos en torno al capítulo más exitosos en el fútbol de Costa Rica en toda la historia que ha intentado ser machado con el paso de los años.