<
>

Manfred Ugalde se reencuentra con el gol

play
EXCLUSIVA: La prioridad de Manfred Ugalde es estar cerca del Manchester City (2:29)

Manfred Ugalde le expresó abiertamente a ESPN lo que significa para él haber sido fichado por el grupo dueño del Manchester City. (2:29)

El delantero tico de 18 años tuvo una destacada actuación con el Lommel Sk ante el Lierse K

Este viernes se disputaron las acciones de la novena jornada de la Proximus League en Bélgica, en donde el Lommel Sk, equipo donde milita el joven futbolista costarricense, Manfred Ugalde, debió jugar en condición de visita ante el Lierse K.

Todo apuntaba a que sería un partido complicado para la escuadra de Manfred Ugalde, ya que el Lierse K también está pujando para ubicarse en las primeras cuatro posiciones de la tabla en la Proximus League.

Manfred Ugalde apareció en los once estelares del director técnico, Liam Manning, quien apostó por utilizar al costarricense para que fuera punzante en el área. Sus planes empezaron a tener rédito, pues en los primeros minutos del cotejo se mostró laborioso e incomodó a los rivales.

Sin embargo, el marcador se abrió en apenas nueve minutos a favor del Lierse K, por medio del nacido en Togo, Placca Fessou, quien batió las redes del guardameta del Lommel Sk, Tomas Svedkauskas.

El Lommel Sk no se echó atrás, todo lo contrario, siguió con su presión en la ofensiva para volver a poner la paridad en el resultado. Manfred Ugalde se mostraba muy participativo y en un instante estuvo muy cerca de anotar tras quedar frente al marco, pero su disparo se fue muy por encima.

Fue hasta los 39 minutos cuando Manfred Ugalde corrió hacia el área, quedó solo y aprovechó un rechazo por parte del cancerbero rival, mismo que el costarricense se encargó nada más de enviar la redonda al fondo de la red. Fue una anotación que la celebró a todo galillo y que sus compañeros no dudaron en aplaudir.

Este nuevo gol que encajó Manfred Ugalde significó el cuarto vistiendo los colores del Lommel Sk. El joven costarricense de 18 años tenía tres partidos sin poder celebrar, es decir, pasó poco más de un mes, pues su última anotación había sido el pasado 27 de septiembre ante el Deinze.