<
>

Wanchope pone dedo en herida de Costa Rica por discurso de querer ser campeones del mundo

play
¡No se puede ser campeón del mundo a punta de motivación! (2:17)

Paulo Wanchope analizó con Carolina Padrón la goleada que España le recetó a La Sele. (2:17)

Uno de los máximos exponentes del fútbol costarricense analizó el crudo momento que viven los ticos luego de haber sido vapuleados en su primer juego en Qatar

Una tremenda dosis de realidad fue lo que se llevó Costa Rica en su estreno en el Mundial este miércoles frente a España y las repercusiones sobre esto apenas están empezando si los ticos no logran, al menos, tener una presentación decorosa en sus siguientes partidos.

Los dirigidos por Luis Fernando Suárez fueron exhibidos por completo por el combinado ibérico que los borró del mapa al punto de que solo tuvieron un 18% de la posesión del balón y su oponente logró hacer más de mil pases.

Muchos aficionados de Costa Rica y el mundo en general se preguntan ¿Qué sucedió con esta selección que años atrás se metió en cuartos de final? o bueno, la que al menos daba pelea a sus oponentes con un planteamiento defensivo de mucho oficio.

Paulo Wanchope, exdelantero costarricense, anotador de tres goles en las Copas del Mundo de Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, conversó con ESPN desde Qatar y dios sus argumentos de la debacle de la selección, empezando por temas de planificación y por la alta expectativa creada por jugadores, cuerpo técnico y el psicólogo, Felipe Camacho, de decir que iban a competir por ser campeones Mundial.

“El psicólogo es muy arriesgado y hasta cierto punto irresponsable porque cuando se trata de competir a ese nivel se necesita un trabajo y planificación de muchos años. Lo de España viene desde hace 25 años de cambio que a ellos les decían 'La Furia Española' y eran más bruscos, ese proceso lleva sus años”, comentó el exatacante que vistió las camisetas de clubes como Manchester City, West Ham y Rosario Central.

Este tema fue quizá el que más repitió La Cobra, pues le pareció que fue desmedido y que incluso creó una presión muy alta que un equipo como Costa Rica no tiene por qué asumir.

Además de ello, era un momento para tener en claro que los ticos recurrieron mucho al factor emocional durante la eliminatoria, pero en la Copa del Mundo hay que tener más herramientas futbolísticas.

“A mí me preocupaba mucho lo del psicólogo porque entiendo hay que ser ambicioso, pero hay que tener sensatez porque es un torneo donde están los mejores y muy a la ligera decir que vas a ser campeón, es muy peligroso porque eso requiere mucho trabajo y un proceso importante y sistemático para llegar a eso”, manifestó.

Procesos

Paulo Wanchope considera que en los últimos años del fútbol de Costa Rica no se han continuado procesos y no precisamente de un técnico en un banquillo, lo ve como un plano integral en la formación de jugadores, prueba de ello es que esta nación ha dejado de ser un frecuente de los mundiales menores y a duras penas logró clasificar a Qatar por la vía del repechaje.

Pequeños detalles han ido rezagando a Costa Rica, prueba de ello es el hueco generacional que quedó entre jugadores que superan los 30 y cómo quedó un vacío de alrededor de cinco años, donde menos jugadores tienen a disposición y una nueva generación empieza a surgir, pero que apenas está empezando a tener roce internacional.

“Tal vez la improvisación ya nos cobró factura, en mi país algunos comentarios chocan y no les gusta cuando hablamos de perfiles, proceso, cuando hablamos de que el fútbol ha evolucionado, es un fútbol mucho más rápido, más técnico, de toma de decisiones más rápidas y en eso nos hemos quedado”, comentó.

Ahora viene Japón, una selección que ya dio la sorpresa en su debut al ganarle a Alemania y si bien, Paulo Wanchope no es pesimista, entiende que en este momento los ticos son vistos como el rival más fácil de vencer en el grupo E.

“Poner los pies sobre la tierra, tener la humildad para decir que tenemos que ser fuertes en defensa, cerrar líneas, ser más agresivos y a partir de ahí buscar un contraataque, para poder atacar bien hay que defender bien y viceversa, entonces creo que es un reto difícil, pero los elementos están. Ojalá puedan tener un mejor rendimiento”, sentenció.

Paulo Wanchope es uno de los exponentes más grandes del fútbol de Costa Rica. Con los ticos jugó 71 partidos y anotó 45 goles, solo Rolando Fonseca lo supera en la lista de goleadores con La Sele e incluso entrenador del combinado nacional en 2015.