<
>

La Selección Colombia cerró la última fecha FIFA del año con las mismas dudas

La Selección Colombia cerró el año con dos triunfos por la mínima diferencia frente a Perú y Ecuador pero sin lograr un juego convincente de cara a un 2020 que tendrá el comienzo de las Eliminatorias y la Copa América.

Falta de gol y poco volumen de juego son los problemas que mostró el seleccionado durante gran parte del ciclo de Carlos Queiroz y esta fecha FIFA no fue la excepción. También se volvió a ver un equipo más preocupado por cuidar el cero en el arco propio que por poner condiciones.

En la línea defensiva el cuerpo técnico no tiene grandes dudas. David Ospina es el titular en el arco y Davinson Sánchez y Yerry Mina son la dupla de centrales, uno de los puntos más altos en el último año. Santiago Arias jugó contra Perú y, aunque intentó más que Steffan Medina en ataque, no se ganó el puesto. El jugador de Pachuca hizo un buen partido contra Ecuador y parte con ventaja para ser el lateral derecho. En la izquierda, William Tesillo le saca ventaja a Frank Fabra, quien se mostró flojo en el choque ante los ecuatorianos.

En el centro del campo, Queiroz juega con un mediocampista de marca y Wilmar Barrios es el referente, más allá de su pobre actuación en el encuentro del martes. Jefferson Lerma también puede jugar allí. Como interiores en el 4-3-3, Juan Guillermo Cuadrado y Matheus Uribe, figura ante Ecuador, son los titulares, aunque Yairo Moreno, uno de los preferidos del entrenador también podría hacerlo y Steven Alzate mostró categoría para pelear por un puesto.

El gran problema de Colombia está en la generación de juego. Sin James Rodriguez ni Juan Fernando Quintero no tiene un futbolista capaz de hacerse líder, más allá de los buenos intentos de Cuadrado. Aunque no parece ser la prioridad de Queiroz, ya que pretende un equipo rápido y sólido, sí deberá encontrar la forma de abastecer a los delanteros, que luchan más de lo que juegan.

En la zona ofensiva, Alfredo Morelos logró su primer gol internacional a pesar de que sigue sin trasladar el nivel mostrado en Rangers. Luis Díaz tiene la confianza de Queiroz y se mostró activo en ambos partidos, mientras que Luis Muriel estuvo perdido en la banda.

"Conclusiones muy buenas después de esos partidos de preparación. Una vez más, hay que valorar lo que tenemos, el esfuerzo y la calidad de nuestros jugadores. Durante el primer tiempo ensayamos la presión alta porque hay partidos donde debemos trabajar así para poner a los rivales en crisis de espacio y de tiempo y hoy lo hicimos bien. Lo único que nos faltó fue aguantar así hasta el final. La única conclusión es que hay un vencedor justo, pero hay que mirar dos puntos: una es ser más eficientes en la finalización y la otra no perder pases. Las opciones de Ecuador salieron de nuestros errores", explicó el DT tras la victoria. Está claro que el portugués está conforme con la solidez de Colombia y que no le preocupa la falta de juego y de propuesta ofensiva. Será cuestión de acostumbrarse a esta idea.