<
>

Osorio, la colombiana que se inspira en Barty y sigue batiendo récords

Es el nombre que retumba en cada rincón de Colombia. Es el nombre de una tenista que viene creciendo a pasos agigantados y que está dejando de ser una promesa para convertirse en una realidad incipiente. Es María Camila Osorio Serrano, la colombiana que jugará la final del WTA de Bogotá y que llegó no solo para romper una gran cantidad de récords, sino también para poner a su país en lo más alto del tenis mundial.

Cuando Ricardo Sánchez asumió en 2020 como su coach, no tardó en afirmar que si ella mantenía "los pies en el suelo", podría llegar a ser muy grande, incluso a meterse en el Top 10. Un año antes de ese momento, tampoco había dudado en decir que Osorio era "un Ferrari a pulir".

En diversas entrevistas, el español destacó que la colombiana "sabe sacar, tiene buen slice y volea correcto, tiene todos los golpes". Además, sostuvo que buscan tener un orden "similar al de Barty" y que si bien no quieren imitar a nadie, la australiana es "un buen ejemplo a seguir".

Tremendos elogios de un coach que alguna vez estuvo adelante de tenistas como Verdasco, Wozniacki o Massú, hacia una joven que hoy tiene 19 años y que está viviendo su mayor momento de gloria: con su final alcanzada, se convirtió en la colombiana más joven en llegar a una final WTA tras desplazar de ese lugar a Fabiola Zuluaga, que lo había logrado con 20 años y 1 mes.

Osorio explica sus resultados actuales con los logros de su etapa de formación: fue campeona del US Open Junior 2019, semifinalista de Roland Garros Junior y finalista del Masters Junior. También fue elegida en su país como la deportista juvenil del año 2019.

Parte de este gran momento que atraviesa tiene también otros fundamentos. Osorio pasó a ser la primera jugadora colombiana en llegar a la final en el evento local, 11 años después de Mariana Duque Mariño, así como además se convirtió en la 3ª tenista de su país en llegar a la final de la Copa Colsanitas (la 2ª en lograrlo sin ceder sets). Todo esto es aún más increíble si se tiene en cuenta que solo tres tenistas de Colombia habían logrado llegar a una final WTA.

Hoy Colombia está de fiesta en el deporte blanco y encuentra en Osorio una gran esperanza para instalarse en la cima del tenis femenino.