<
>

Andreescu abandonó y Barty se consagró en Miami

Tras 13 meses sin jugar fuera de Australia, Ashleigh Barty regresó a lo grande. Si bien no fue de la manera que esperaba, la australiana defendió con éxito su título de 2019 para sumar el 10º trofeo WTA.

Luego de un primer set de grandísimo tenis por parte de la número uno del mundo, el segundo set quedó marcado por la lesión de Andreescu cuando estaban 0-2 y 0-15. Allí, la canadiense se torció un tobillo y tras la atención médica, probó pero ya nada fue igual.

Llegado el 4-0 a favor de Barty, Andreescu se retiró y le permitió sumar el torneo de Miami al triunfo en Melbourne como logros en 2021 para agrandar un historial que ya acumula diez títulos en singles, entre ellos Roland Garros y las Finales WTA en 2019.

Andreescu, que dejó en el camino a la griega Maria Sakkari y las españolas Sara Sorribes y Garbiñe Muguruza, se queda en puertas de obtener su primer trofeo en lo que va del año para dejar atrás las penurias por las que atravesó el pasado, cuando una lesión de rodilla le apartó de circuito durante más de un año.

La canadiense brilló antes de esa dolencia con el triunfo en 2019 en tres torneos, entre ellos el Abierto de Estados Unidos.