<
>

Nagelsmann, del RB Leipzig, encabeza la lista de los mejores entrenadores jóvenes de Europa

play
¿Cómo es Julian Nagelsmann dentro y fuera del campo de juego? (2:42)

Mauricio Sanchez, asistente del alemán, describió al actual técnico de Leipzig. (2:42)

Después del inicio de la temporada 2020-21, ya se ciernen signos de pregunta sobre los DTs de algunos de los equipos más grandes de Europa que no arrancaron de la mejor manera. Aunque probablemente sea un poco temprano aún para hacer cambios drásticos, no cabe ninguna duda de que los presidentes y los directores deportivos están atentos a potenciales reemplazantes por si las cosas no mejoran.

La tendencia general sigue siendo reciclar los mismos técnicos de renombre, como Maurizio Sarri, Thomas Tuchel y Unai Emery, en lugar de darles una oportunidad las a nuevas promesas, pero para los clubes con la imaginación y el coraje para romper el molde, existen algunas alternativas interesantes.

Estos son siete de los mejores y más prometedores entrenadores jóvenes, menores de 45 años, de Europa (sin contar la Premier League) que seguramente estarán presentes en las discusiones de un cambio de entrenador.

Julian Nagelsmann, 33, RB Leipzig

Con 33 años, Nagelsmann ya tiene la reputación de ser el gran "prodigio" de la dirección en el fútbol europeo. Una lesión de rodilla interrumpió su prometedora carrera como jugador, y a los 20 años Nagelsmann ya empezó a dirigir en inferiores. Ocho años más tarde, en Hoffenheim, se convirtió en el director técnico más joven de la historia en la Bundesliga. Ahora en su segunda temporada con RB Leipzig, no para de impresionar con su enfoque creativo, aunque metódico.

Ex suplente de Tuchel, Nagelsmann es muy querido por sus jugadores; tiene la reputación de tener un excelente trato personal y una gran capacidad de conectar con su plantel. No sólo es reconocido por su trabajo con jugadores jóvenes, sino también por su habilidad para revigorizar a los más veteranos que parecen haber perdido la chispa.

El metódico e intelectualmente curioso entrenador alemán no deja nada librado al azar: Estudia hasta los detalles más pequeños de sus rivales y mete jugadas tácticas impredecibles para superarlos. Es tremendamente ingenioso, parece traer nuevas ideas y conceptos tácticos cada semana, y ha inspirado a su equipo al tercer puesto en la tabla de la Bundesliga en lo que va de la campaña. RB Leipzig mantuvo la punta durante largos trechos el año pasado, sólo para desaparecer hacia el final de la temporada, de modo que será interesante ver cómo Nagelsmann lidia con eso esta campaña.

Hace tiempo que este entrenador carismático y entusiasta es seguido de cerca por la mayoría de los gigantes europeos, y seguramente será muy codiciado de cara al último año de su contrato con RB Leipzig en 2021.

Roberto De Zerbi, 41, Sassuolo

En un país donde los técnicos emergentes tienden a ser jugadores retirados reconocidos (Simone Inzaghi en Lazio, Pippo Inzaghi en Benevento, Gennaro Gattuso en Napoli, y ahora Andrea Pirlo en Juventus) De Zerbi forjó su creciente reputación por el camino difícil. Aunque el entrenador de 41 años tuvo una carrera decente como jugador -su ciclo de cuatro años en Napoli fue su momento más destacado- seguramente dejará una huella mucho más profunda como "señor".

Luego de ejercicios con resultados encontrados en Palermo y Benevento, De Zerbi lleva dos años y medio de experiencias positivas en Sassuolo. A la cabeza de uno de los clubes más ambiciosos de la Serie A, De Zerbi ha implementado un estilo de fútbol emocionante, enérgico e imponente: Su equipo siempre intenta tomar el control de cada partido. Al margen de su defensa fija de cuatro y sus dos centrales, De Zerbi es flexible en términos ofensivos, y a veces opta por dos delanteros centrales o tres flotantes. Y los resultados son evidentes: Segundo en la tabla, Sassuolo es el máximo goleador de la Serie A con 18 goles después de seis fechas.

Además de ser un táctico astuto, un estudiante de las jugadas a pelota parada (¡todo un arte!) y un buen líder, De Zerbi también es un excelente comunicador y se muestra seguro frente a las cámaras; nunca tiene miedo de elogiar sus propios méritos o los de su equipo.

Gerardo Seoane, 41, Young Boys

Los entrenadores suizos más exitosos no suelen tardar en ser absorbidos por clubes de otros lugares. Aunque sólo tiene tres temporadas de experiencia como entrenador, Seoane estuvo fuertemente vinculado con clubes de la Bundesliga durante el verano. En su primer trabajo, en su club FC Luzern --donde empezó y terminó su carrera como jugador, y se convirtió en entrenador de las inferiores al retirarse-- llevó al equipo de la zona de descenso al tercer puesto. Eso le mereció al entrenador de 41 años una oportunidad en Young Boys, con quienes ganó dos títulos de liga consecutivos, y condujo al club a la fase de grupos de la Champions League por primera vez en su historia.

El hombre a quien Seoane reemplazó en Young Boys, Adi Hutter, hoy es entrenador de Eintracht Frankfurt, y Seoane seguramente seguirá ese transitado camino de Suiza a Alemania en un futuro no muy lejano. Sin embargo, con su fluidez en cinco idiomas (alemán, francés, español, italiano e inglés), Seoane está despertando interés en todo el continente.

Seoane se adapta cómodamente a la nueva generación de entrenadores de Europa; es un estudiante entusiasta que nunca pierde una oportunidad para desarrollarse como líder y como entrenador. Tácticamente, Seoane tiende a alternar entre una variedad de formaciones según el rival y los jugadores disponibles para su selección. La 4-4-2 y la 4-3-3 parecen ser sus formaciones preferidas en el fútbol nacional, pero también está preparado para jugar con tres atrás, sobre todo contra rivales fuertes, en los partidos europeos.

Julien Stephan, 40, Stade Rennes

Desde que se hizo cargo, inicialmente de manera interina hace dos años, Stephan ha liderado a Rennes hacia el trofeo de la Coupe de France, así como también a un tan esperado lugar en la Champions League. Criado dentro de una familia de futbolistas - su padre, Guy, tiene una larga trayectoria como entrenador y se desempeña como asistente de Didier Deschamps en el seleccionado francés - este hombre de 40 años sacrificó una carrera de jugador modesta cuando se estaba acercando a los 30 años para perfeccionar sus credenciales como entrenador.

Stephan ha traído con él la paciencia requerida habiendo entrenador en las filas juveniles y la combinó con la autoridad que es esencial para poder manejar a los jugadores top. En vez de ir por estrategias de vanguardia o formaciones extravagantes por lo general asociadas a los entrenadores más jóvenes, el francés ha creado un equipo funcional y equilibrado - preferiblemente con una formación 4-2-3-1 - empleando un fino mix de talentos jóvenes en ascenso junto con profesionales experimentados.

Al comienzo favoreció un estilo de contrataque usando el ritmo de sus delanteros, pero Rennes se ha desarrollado en un equipo basado en una mayor posesión que toma la iniciativa en el juego y desafía a sus rivales. Mientras que Francia ha producido continuamente talento de clase mundial, el surgimiento de talento joven en la reserva ha sido lento; Stephan espera terminar con esa tendencia.

Marco Rose, 44, Borussia Monchengladbach

Rose ha recorrido un camino interesante durante una carrera relativamente corta como entrenador. Habiendo pasado sus primeros años como director técnico en la impresionante academia de FC Salzburgo - lideró el equipo Sub-19 hacia la victoria en la Liga Juvenil de la UEFA en 2017, lo cual es un logro que no se debe subestimar hablando de un equipo austríaco - luego se hizo cargo del primer equipo unos meses más tarde. Durante su primera temporada como entrenador del equipo senior, Rose no sólo llevó a casa la copa del campeonato doméstico, sino que además llevó al club directo a las semifinales de la Europa League.

En el verano de 2019, Rose (junto con su altamente competente equipo de asistentes) tuvo la oportunidad de entrenar a Borussia Monchengladbach, ayudando al club a lograr un respetable cuarto puesto - y la clasificación a la Champions League - en su primera temporada. El ex defensor sin dudas se ha beneficiado de dos de los mejores mentores del juego: en Mainz, Rose jugó bajo el mando de Jürgen Klopp, quien lo señaló como un potencial excelente entrenador y ha seguido elogiándolo; mientras que los primeros años de Rose como entrenador fueron bajo la supervisión de Ralf Rangnick, quien también había sido entrenador de Rose en Hannover.

Con una presencia hacia un futbol enérgico de alta presión e imposición que sin dudas aprendió de Klopp, los equipos de Rose tienden a ser atacantes y agresivos. Teniendo en cuenta su rápido ascenso a la fama y su carrera como entrenador casi impecable hasta el momento, el ambicioso alemán está prácticamente destinado a desafíos mayores. Su equipo ganó por 6-0 ante Shakhtar Donetsk en la fase de grupos de la Champions League el martes, la segunda victoria más importante de visitante en la historia de la competencia.

Diego Martínez, 39, Granada

La Liga es tradicionalmente una liga en la cual las manos experimentadas por lo general son favorecidas ante el talento emergente. Sin embargo, en dos años, Martínez, a quien todavía le faltan dos meses para cumplir 40, ha transformado a Granada de un equipo que no iba a ningún lado en la Segunda División a uno floreciente en la primera, codeándose con los tradicionales escuadrones grandes y recientemente superando a PSV Eindhoven de visitantes en la Europa League.

Martínez ha ganado una experiencia valiosa en el desarrollo juvenil y más tarde como parte del staff de Sevilla. Con un estilo de fútbol que por lo general no es muy popular en La Liga, que pone énfasis en la organización defensiva y un colectivo fuerte que trabaja duro, Martínez elevó al recientemente promocionado equipo de Granada hasta el increíble séptimo lugar la temporada pasada (clasificando a la Europa League), registrando una famosa victoria por 2-0 en casa ante Barcelona en el proceso. A pesar de sufrir una para nada característica caída por 6-1 ante Atlético Madrid hace unas semanas, el equipo se encuentra sexto en La Liga después de siete rondas.

Hay que darle crédito a Martínez por haber demostrado que es un entrenador maduro y pragmático que está listo para dejar de lado su formación predilecta de 4-2-3-1 cuando considera que es necesario y también por haber sacado el máximo provecho de un presupuesto modesto. Lo último probablemente lo convierta en el preferido de cualquier presidente o directivo en busca de una nueva incorporación mas dinámica.

Rúben Amorim, 35, Sporting CP

Más que nada gracias a un excelente programa de preparación de entrenadores y líderes con un buen manejo del lenguaje, Portugal cuenta con una exportación de larga data de entrenadores de alta calidad. Donde sea que vayas por el mundo, desde la Premier League hasta Vietnam, encontrarás entrenadores portugueses compartiendo su conocimiento y experiencia. Mientras que Amorim todavía se está haciendo de renombre en su propio país, su prometedor comienzo lo convierte en un candidato que muy posiblemente se sumará a los demás con un prestigioso puesto fuera de Portugal en un futuro cercano.

Tras retirarse luego de una respetable carrera como jugador mayormente recordada por sus períodos en Benfica y Braga, representando su país en dos finales de la Copa del Mundo, este hombre de 35 años ha tenido un comienzo agitado como entrenador. Renunció después de apenas cuatro partidos en el club de segunda división Casa Pia en enero de 2019 y luego se hizo cargo de Braga (inicialmente de manera interina) justo antes de Navidad el año pasado.

Luego de una impresionante racha de partidos con Braga - en la cual terminó arriba de los tres equipos top tradicionales, Benfica, FC Porto y Sporting CP - le ofrecieron el puesto de entrenador en jefe de Sporting en marzo de 2020. Los gigantes de Lisboa incluso acordaron pagar una impresionante suma de €10 millones como cláusula de liberación para asegurarse sus servicios con un contrato por tres años. (Ah, y ahora su cláusula de liberación está en el rango de los €20m).

Con apenas seis derrotas en sus 34 primeros partidos, Amorim - quien tiende a ser leal a su sistema basado en la posesión 3-4-3, mientras que es un gran pensador con un claro entendimiento de cómo quiere jugar el juego y en especial cómo quiere que opere su fondo de tres - ha tenido un comienzo prometedor en su carrera como entrenador. No hay dudas de que los expertos en Portugal ven a este estudioso, inteligente y empático hombre afable como alguien destinado a una carrera larga y exitosa en la línea de banda.