<
>

Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa que busca blindar a su familia de las críticas destructivas

Los aficionados al fútbol costarricense están acostumbrados a escuchar u observar a Juan Carlos Rojas en los medios de comunicación o en las redes sociales, siempre con un sereno discurso y apostando por el bienestar de su equipo, pero ¿qué tan complicado es ser el presidente del Deportivo Saprissa?

En entrevista con ESPN, Juan Carlos Rojas, empresario y administrador de empresas, que asumió la presidencia de Saprissa en 2011 bajo la organización Horizonte Morado, ha confesado que en sus nueve años de gestión muchas veces no le es sencillo encabezar al conjunto saprissista, uno de los equipos más mediáticos de Costa Rica, pero es algo que disfruta bastante y está ilusionado con ver más crecimiento en su club.

"Ya estoy cumpliendo nueve años al frente de Saprissa, uno se va adaptando y acomodándose a todas las presiones que esto implica. Ya sé cómo lidiar con todo esto de una mejor manera. Al principio fue difícil porque al ser el club más mediático y con la afición más grande, cuando las cosas no salen bien, evidentemente tiene una gran presión sobre mi vida y la de mi familia", comentó Rojas.

Con una sonrisa en su rostro, haciendo un recuento de sus nueve años, Juan Carlos Rojas puntualizó las áreas en las cuales más ha podido aprender desde que asumió la presidencia de Saprissa, se siente más maduro y agradecido con todas las personas que creen en su trabajo.

"Uno va madurando y adaptándose a esa silla de presidencia, lo que más he aprendido es a tomar decisiones con la cabeza fría, que sean por el bien de la institución, no dar fuertes golpes de timón, no decaerme en los momentos duros... A veces es difícil y otras es lindísimo ser el presidente de Saprissa. El gran cariño de la afición, en su mayoría, uno lo siente y estoy con mucha energía para estar al frente de este grandioso equipo", expresó el jerarca morado.

Rojas destacó que su familia es el principal motor de su vida que lo impulsan para hacerle frente a su trabajo como presidente del Deportivo Saprissa, pero aseguró que en algunas ocasiones le duele ver algunos comentarios negativos en redes sociales donde quizás los involucren a ellos.

"Mi familia es mi principal bastión, ellos me apoyan mucho, a pesar de que están expuestos y sé que no es fácil. Me atrevo a decir que para ellos puede ser más complicado porque uno se acostumbra a ver comentarios negativos en redes sociales sobre Saprissa o de mi persona, pero ya uno aprendió a lidiar con eso", afirmó Rojas a ESPN.

"Yo pienso que, para mis hijos, principalmente, debe ser difícil y a uno le duele esa parte porque el proteger mi núcleo familiar para mi es lo más importante. Dichosamente siempre estamos muy unidos, compartimos bastante y tenemos una buena comunicación", agregó

Finalmente, el jerarca de Saprissa desveló que estos últimos dos meses "han sido retadores, haciendo muchas videoconferencias para reuniones y entrevistas, no es fácil, pero bueno, son momentos para mantenerse optimista, abriendo la mente a reinventarse y dedicándole mucho tiempo al fútbol, por eso quiero trabajar más".