<
>

Dexter Lewis encontró en su madre el impulso para no retirarse del fútbol

Lewis suma 428 partidos en Primera División y solamente 15 juegos lo separan de alcanzar al ex arquero, Erick Lonnis. @UNAFUTOficial

Oriundo de Cahuita, Limón, creció rodeado entre las palmeras y el sonido del mar, bajo el calor caribeño, con un balón en sus pies y en sus manos un par de aguantes, desde pequeño siempre reflejó interés por la portería y hoy, Dexter Lewis, está cerca de convertirse en el arquero con más partidos en Costa Rica.

A sus 39 años acumula un total de 428 partidos disputados en Primera División y solamente 15 juegos lo separan de alcanzar al ex arquero, Erick Lonnis, quien posee, de momento, la mayor cantidad de cotejos en la máxima categoría (443).

Según dijo Dexter Lewis a ESPN, la clave para mantenerse en un alto nivel competitivo radica en la constancia de su trabajo, en tener la sapiencia para evitar lesiones que puedan detener su ritmo y en estudiar a porteros de alta jerarquía internacional.

“La clave está en la constancia, me gusta mucho trabajar y ser intenso en los entrenamientos, tal vez ahora por los años que tengo no puedo tener el mismo ritmo de los 20 años, pero conociendo el cuerpo, ya uno sabe cuándo acelerar y cuando recuperar, creo que por ahí ha estado la clave”; dijo Lewis.

“Soy muy observador del fútbol, trato de ver a los arqueros y los trabajos que realizan en general. Visualizo mucho los errores que cometen, ver por qué lo hicieron y así tratar de mejorar para estar en buenas condiciones al momento de plasmarlo en la cancha. En el fútbol uno nunca deja de aprender”; añadió.

Son innumerables las anécdotas que atesora Dexter Lewis en su memoria, pero ha resaltado algunos momentos que marcaron su vida y que serán muy difíciles de olvidar por lo que tanto representaron para él.

“He vivido momentos increíbles en mi carrera, como cuando tuve la dicha de anotar, clasificar a semifinales con Limón, jugar varias finales con Pérez Zeledón, quedar campeón con Alajuelense y con la Selección Nacional en un torneo UNCAF, por eso son cosas que uno valora de lo que el fútbol me ha dejado”; afirmó

Pese a su edad, Lewis aún no tiene contemplado retirarse del fútbol, entiende que debe seguir luchando y esforzándose para trazar más metas, por eso aseguró que se mantendrá trabajando como si fuese la primera vez que llegó a los terrenos de juegos.

“Me siento bien, tanto física como mentalmente, entonces mientras el cuerpo y la mente me den, voy a seguir luchando y trabajando. En el momento que llegue alguien y asuma la responsabilidad del marco, y yo ya no pueda, entonces me haré a un lado, pero ahorita no pienso en eso”; aclaró.

El experimentado arquero llegó a un punto en su carrera donde se sentía exhausto después de trabajar durante 18 años consecutivos, por eso en el 2016 se alejó de las canchas. Quería desintoxicarse y olvidarse del fútbol, pero su mamá fue el baluarte que lo impulsó a regresar y, en diciembre de ese año, volvió a Limón FC.

“Hubo un momento donde acumulé 18 años seguidos jugando, entonces tuve un desgaste emocional y decidí no jugar por un año, pero recuperé la espinita e ilusión por mi mamá. Ella ha estado conmigo desde el primer día, es muy aficionada y, cuando pasé por eso, me dijo que quería verme de nuevo jugando, y aquí estoy complaciéndola”; confesó.

Lewis es el futbolista más experimentado que tiene actualmente la plantilla de Limón FC, le ha tocado testificar los cambios en torno a esa institución, es uno de líderes del camerino y un ejemplo a seguir para las camadas caribeñas que vienen en camino.

“He vivido momentos increíbles desde los años 90 que estoy en esta institución, estuve en casi todos los cambios de esta institución y he compartido camerino con jugadores que poseen grandes capacidades. Pasamos por situaciones muy complicadas, pero ahora es motivante ver los nuevos muchachos que vienen. Nos enfocamos en luchar para que ellos tengan este equipo en Primera División”; finalizó.