<
>

Mario Sequeira: el portero de proyección del Saprissa que eligió un camino diferente en el fútbol

play
Agulla: "Poder ver jugar a Brandon Aguilera en el fútbol europeo genera ilusión" (1:40)

Una generación histórica está a punto de despedirse de La Sele y jugadores como Aguilera llenan de ilusión a Andrés Agulla. (1:40)

Uno de los arqueros más talentosos de la cantera morada decidió irse a jugar al fútbol universitario en 2017 y desde eso su vida ha cambiado

El Saprissa no solo es el equipo más ganador de Costa Rica, es el equipo que durante mucho tiempo ha sido reconocido como el que tiene la mejor cantera del país y la portería es uno de las posiciones de donde han salido varios de sus jugadores más destacados en la historia.

La insignia definitiva es Keylor Navas, actual portero del PSG y con una larga carrera en Europa, pero también han surgido guardametas de la talla de Esteban Alvarado que también jugó en el viejo continente, así como recientemente han surgido figuras que han destacado sin ni siquiera haber llegado a debutar en el primer equipo como Patrick Sequeira, Mario Sequeira y Anthony Walker.

Mario desapareció del mapa luego de que en 2017, justo después del Mundial Sub-20 en el que estuvo como arquero suplente decidió enrumbarse a los Estados Unidos para jugar en el fútbol universitario.

Ahí estuvo jugando hasta 2021 donde simultáneamente concluyó sus estudios en periodismo y en una maestría de liderazgo deportivo y desde hace unos meses no se ha escuchado de él, debido a que se encuentra resolviendo unos trámites migratorios que le impiden jugar al fútbol profesional mientras salen los papeles de residencia pues hace unos meses se casó con su compañera de vida.

El arquero conversó con ESPN para conocer un poco de su presente y su pasado vistiendo la camiseta del Saprissa pues para muchos su historia quedó inconclusa al ver como un portero de proyección del conjunto morado decidió tomar un camino diferente, del cual no se arrepiente en absoluto, aunque confesó que quedó con ese deseo de haber jugado más tiempo en primera división con el club.

Sin embargo no detectó en aquel momento que el gerente deportivo, Paulo Wanchope, quien le ofreció una renovación de tres años, le indicara claramente el plan para su futuro en un departamento que estaba repleto de porteros de nivel como Kevin Briceño, Darryl Parker

“Para mí lo más importante no era ni la plata ni el tiempo del contrato, para mí lo más importante era saber cuál era el proyecto conmigo ya fuera que me iban a enviar a préstamo o que iba a pelear por la titular y sentí que las prioridades eran otras. Había porteros de experiencia en el equipo y Patrick (Sequeira) y yo tratando de incorporarnos al primer equipo. Paralelamente se abre la oportunidad de venir a Estados Unidos para venir a estudiar y jugar, sabía que tenía conocidos que habían dado ese paso y habían disfrutado mucho y la verdad la oportunidad me llamó mucho la atención y para mí era importante era retarme a una experiencia nueva”, dijo el portero quien en este momento se encuentra trabajando a tiempo completo y entrena con el preparador de porteros de su antiguo los VCU Rams.

Una ruta distinta

Pese a que en este momento no se encuentra jugando, Mario Sequeira no tiene ningún arrepentimiento de sus decisiones, en Estados Unidos consiguió formarse como un profesional fuera del fútbol y encontró a la mujer con la que está cerca de cumplir un año de haberse casado.

En aquel momento, siendo apenas un joven y con la posibilidad de firmar un contrato con los morados, entendió que su camino estaba fuera de la institución.

“Saprissa tiende a requerir un portero de experiencia, en su momento cuando estuvo Danny Carvajal lo hizo de maravilla… estaba Darryl Parker o Kevin Briceño que tenían una edad prometedora, a cada quien se le escribe su camino y al que se le abrieron las puertas fue a Aarón Cruz y me parece que lo ha hecho espectacular, el que tiene que defender la camiseta es quien esté mejor capacitado y tal vez a mis 20 años yo no era el mejor capacitado, eso lo entendí y sentí que parte de la capacitación era de que tenía que prepararme personalmente, jugar más partidos, explotar ciertas rutas”, agregó.

La formación morada

Pese a ello, Sequeira vive agradecido con la formación que vivió en Saprissa, pues aprendió valores no solo relacionados al deporte, también como persona que hoy los pone en práctica en su vida cotidiana.

Incluso recordó como el paso con dos compañeros como Patrick Sequeira, quien actualmente se encuentra en el Lugo de la segunda división de España y Anthony Walker, con pasado en las inferiores del Sporting de Portugal lo hizo crecer y como todos lograron salir hacia el extranjero sin llegar a haberse consolidado en el Saprissa, en el caso de Mario al fútbol universitario.

“Son porteros de increíble calidad, creo que Saprissa hace tan buen trabajo formando porteros que las puertas se abren antes de debutar. Son oportunidades que se toman y ojala lo preparen a uno para volver un día y dar el mejor el resultado y si no, nunca voy a dejar de agradecer a Saprissa”, añadió.

Volver a jugar

Aunque se encuentra lejos y en este momento inactivo, Mario Sequeira confía en estar de vuelta en el fútbol en el 2022 y empezar a trabajar para crecer sea dentro de alguna liga de Estados Unidos como la MLS Next Pro, donde muchos clubes de la máxima liga tienen a su reserva, o de la USL donde sería una buena oportunidad para él tras un año de no estar en competencia, incluso no descarta volver a Costa Rica y todavía sueña con poder volver a abrir la puerta en el conjunto morado.

“El cariño que le tengo a Saprissa en un santiamén volvería, no deja de ser un sueño mio volver a representar esa camiseta… No deja de ser un sueño, pero personalmente hay una obstáculos que me lo hacen ver un poco más complicado de lo que alguna vez lo llegué a ver, pero no me rindo y estoy enfocado en que quiero volver a jugar cuando legalmente se me permita y hacer todo lo posible para poder defender el arco del Saprissa ya sea en poquitos o muchos años”, finalizó.

Mario Sequeira también tuvo recorrido en selecciones menores, llegando a estar en la nómina de Costa Rica de la Copa del Mundo Sub-20 de 2017 en Corea del Sur donde fue suplente de Adonis Pineda en un torneo en el que los ticos llegaron hasta los octavos de final.