<
>

Estados Unidos gana su cuarto oro consecutivo en el Mundial femenino de básquetbol; A'ja Wilson la JMV

SYDNEY -- Una gran cantidad de incertidumbre rodeó a USA Basketball cuando entraron en un nuevo capítulo de la era posterior a Sue Bird y Diana Taurasi.

Pero frente a una multitud de 15,895 fanáticos que se dieron cita en el Sydney SuperDome, la mayoría de los cuales apoyaba con entusiasmo al equipo de China, el 'nuevo' equipo de Estados Unidos ganó su cuarta medalla de oro consecutiva, y undécima en general, tras una victoria por 83-61 sobre China en la final.

Solo cinco jugadoras del equipo que conquistó un séptimo oro olímpico consecutivo en Tokio representaron en Sydney a Team USA. No fueron Bird, Taurasi, Sylvia Fowles, Tina Charles o Brittney Griner. Después de que el equipo se definiera durante años por su veteranía, llegó el recambio. Incluso la entrenadora en jefe, Cheryl Reeve, quien ganó cuatro títulos de la WNBA con Minnesota Lynx, asumió recientemente el mando de una de las dinastías más grandes del deporte.

"Tal vez en todo el mundo, lo miraron y dijeron: 'Oye, ahora es el momento'", dijo Reeve. "Y creo que lo que demostramos es que nuestra liga, la WNBA y los jugadoras profesionales de Estados Unidos, son muy, muy buenas. Y la profundidad del talento que tenemos es incouestionable".

De hecho, EE. UU. quedó invicto en la fase de grupos, ganó por un margen promedio de 40.8 puntos y terminó con un solo partido decidido por menos de 15 puntos. Su victoria de 22 puntos sobre China también fue el mayor margen de victoria en una final de la Copa del Mundo, según FIBA.

Estados Unidos ha perdido solo un juego en una competencia internacional importante (Copa del Mundo u Juegos Olímpicos) desde 1994, las semifinales de la Copa del Mundo de 2006 contra Rusia, ganando 30 juegos consecutivos en el torneo desde entonces.

"Sabemos que todos quieren vencernos. Todos quieren lo que tenemos, y eso son medallas de oro y victorias y cosas así, y con eso viene la presión", dijo Stewart. "Tenemos jugadores increíbles que manejan esa presión y se desempeñan en las etapas más altas posibles.

"Es simplemente abrazar esa [presión], no luchar contra ella y saber que todas las leyendas antes que nosotras, lo que han hecho, cómo han ganado, cosas así, sí, cada equipo es diferente y tenemos que dejar nuestra huella", destacó Stewart.

Con la victoria, EE. UU. también está clasificado oficialmente para los Juegos Olímpicos de 2024 en París.

Con una botella de champán en la mano, A'ja Wilson pasó gran parte de su segunda prensa de campeonato en dos semanas mostrando el reloj Tissot que ganó como MVP del torneo.

"Según mi reloj, somos medallistas de oro", dijo Wilson. Y más tarde: "[En los cuartos de final] Serbia salió y nos dio un puñetazo en la boca. Y yo estaba como, 'no en nuestro reloj'".

China, medallista de plata, hizo su primera aparición en la final de la Copa del Mundo desde 1994, también la última vez que ganó una medalla en una competencia internacional importante. La nación anfitriona, Australia, se llevó a casa el bronce con una victoria por 95-65 sobre Canadá.

El honor de MVP de la Copa Mundial de Wilson marcó otro galardón después de llevarse a casa su segundo premio de MVP de la WNBA, el primer honor de jugadora Defensa del Año y el primer título de la WNBA esta temporada. A ella se unieron en el quinteto 'All-Star' del torneo Bridget Carleton (Canadá), Han Xu (China), Stewart (EE. UU.) y Steph Talbot (Australia).